Make your own free website on Tripod.com
 

 

 

CONTENIDO

 

ECONOMIA

CONOZCANOS

AUPACMET

AMAZORINOQUIA PDF

CONTACTOS

 

 

 

 

 

RECUPERACIÓN DE LA CAPACIDAD ADQUISITIVA

 

La falacia de la necesidad del endeudamiento familiar, empresarial, público interno y externo, está desenmascarada, está revaluada y la realidad nos llevó al total rechazo a créditos con saldos y cuotas crecientes, mediante una lucha basada fundamentalmente en la autogeneración de recursos, correspondientes a nuestro gran potencial; si respetamos la autosuficiencia, el endeudamiento pierde su razón de mantener grandes poblaciones concentradas en sitios reducidos a las cuales hay que garantizarles agua potable, electricidad, carburantes, comunicaciones, servicios públicos y otros aspectos más que requieren soluciones técnicas de alto costo.

 

La Asociación de Usuarios del UPAC del Meta, AUPACMET, en transparente enfrentamiento contra quienes están burlando las sanas disposiciones y por medio de la dialéctica que combina el cambio de actitud familiar con la lucha colectiva, pone en evidencia la injusticia y violencia institucionalizada, agresión corporativa ejercida indolente y principalmente por los especuladores financieros.

 

Rechazamos el anatocismo o cobro de intereses sobre intereses o capitalización de intereses, porque tanto en la deuda microeconomía familiar como en la deuda macroeconómica (interna y externa) las cuotas por parte de los especuladores financieros se institucionalizan para lograr y manipular el crecimiento de la deuda, para mantener la especulación financiera, deuda externa que impide la inversión, la generación de producción, creyendo que el dinero, genera dinero y haciendo más importante la especulación, que el propio trabajo.

 

En agosto de 2001, en Colombia, se logra la cancelación de la deuda pública con reservas existentes en el Fondo de Ahorro y Estabilización Petrolera (FAEP), con ellas, se paga la deuda absurda de estas entidades y en el futuro en DEMOCRACIA DECISIVA, mediante una dinámica de apropiación social, de construcción de comunidad y convivencia, se impedirá el cobro de intereses sobre intereses, para que los municipios y departamentos, desarrollen la función social y ecológica de la propiedad y se dediquen a la inversión social.

 

AUPACMET, está demostrando que los manipuladores del poder económico, eluden el código civil, que en su artículo 1651, exige que toda obligación a plazos sea pagada en partes iguales a menos que en el contrato se determinen las partes y en el artículo 2232, ratifica que cuando la cuota no se define, el interés legal es el 6% anual.

 

Alejandro Baquero lucha por la construcción de comunidad, fortaleciendo lazos consanguíneos y compatriotas, minuto a minuto, está recuperando la capacidad adquisitiva desde la familia, es todo un cambio estructural; el reencuentro social en los mercados locales está frenando la dolarización en todo el mundo, el robustecimiento y la reproducción del tejido social con costumbres armónicas e intercambio justo, está interponiendo la eliminación de las monedas nacionales; como evolución de las nuevas relaciones sociales, las monedas locales, los comercios equilibrados, la sabiduría popular y las redes globales de trueque, son alternativa a la dictadura del sistema financiero.

 

La labor constructiva de las mesas de trabajo, de los trabajadores, asociaciones de usuarios y de la comunidad en general, consiste fundamentalmente en promover la organización; buscar, establecer, crear y concertar creativas formas de fortalecer los mercados locales, apoyados en el concepto de crear un sistema solidario de manejo de nuestro ahorro, bancos regionales de producción, ahorro y vivienda, que promueven la concurrencia entre la red de solidaridad y las cooperativas del ahorro social basada en la colaboración de los trabajadores, para aterrizar proyectos productivos generadores de empleo, sobre la base de los Fondos de producción local.

 

Incentivando todas las posibilidades de trueque e intercambio, los Fondos de producción locales, reproducen las nuevas relaciones sociales que nacen desde la base, desde la familia; intercambios justos que excluyan el imperio del dinero, eviten la negativa influencia de los billetes y permitan la comunicación, el acuerdo, la concertación; es indispensable acabar con todas las especulaciones cambiarias y eliminar las formas de competitividad de cualquier tipo.

Con el planteamiento de nuevos asentamientos humanos, en revolución cultural, con democracia decisiva hacia la urgente redistribución poblacional, los colombianos estamos creando comunidades con base en el trabajo, con fundamento en los recursos propios y economía solidaria, sector real que maneja aproximadamente el 60% de la economía nacional, en empresas solidarias, asociaciones mutuales, cooperativas, asentamientos agrícolas integrales, especializados y/o autosuficientes donde la deuda externa e interna está neutralizada.

 

Nosotros los colombianos también estamos cansados del sistema financiero; las monedas locales son la alternativa contra la intervención y especulación financieras.

 

Alejandro Baquero Nariño, también solicitó, mediante el vital derecho de petición, la inconstitucionalidad del acuerdo extendido entre Colombia y el Fondo Monetario Internacional, FMI, porque interviniendo en nuestros asuntos internos, emplea al gobierno, para justificar la apropiación del patrimonio cultural, económico y político de las naciones de la mayoría del mundo; el abuso del derecho por parte de las élites indolentes extranjeras o colombianas hacia su enriquecimiento sin justa causa, violan el artículo 335 de la C.N.; para impedir la democratización del crédito, el 'acuerdo' inconstitucional, exige ventas de activos del Estado, en contra del sentir nacional, quebranta el artículo 63 de la C.N. legitima la privatización de bienes de uso público como el B.C.H. e infraestructura; además impone las inconstitucionales devaluación e inflación, impuestos para los pobres, que son pérdida de poder adquisitivo del dinero, son delitos. La imposición del cobro de intereses impide el desarrollo de la familia, de la empresa y limita diametralmente la capacidad gestora de el ESTADO SOCIAL DE DERECHO.

 

El pueblo soberano, como verdadero sector real, denuncia el enriquecimiento sin causa justa y el abuso del derecho; para generar bien común, reproducir interés social, crear ambiente, proteger el espacio fundamental, la energía vital, desarrollar patrimonio cultural y para construir la paz minuto a minuto, los usuarios con demandas, con denuncias y principalmente con propuestas para reglamentación e imple-mentación para el Artículo 333 de la C.N., modificamos el contexto y continuamos delimitando el alcance de la libertad económica. El abuso del derecho, el aprovechamiento indebido del interés, la estafa, la usura, necesitan de la U.V.R., pero estos delitos pierden piso legal, cuando cuestionamos el atropello sistemático a los niños, a la familia y exigimos su desintitucionalización con la generación de jurisprudencia colaborativa.

Apoyando y solicitando tutelas, resoluciones, acciones públicas, populares, de grupo y de cumplimiento, exigiendo el debido proceso y fundamentalmente coadyu-vando en la Sentencia de la Corte Constitucional, los trabajadores pedimos que en fallos trascendentales se declaren ilegales o inconstitucionales: el aumento de la deuda y de las cuotas, y los despidos masivos. Con la declaratoria de ilegalidad se está quebrando la columna vertebral del sistema expólienle e insensible, se está cuestionando y lo más importante, se está evidenciando la violencia institucionalizada, implementada por medio del crédito, del despido y del despojo; estamos desenmascarando que el crédito es generador de corrupción y ésta a su vez es productora del endeudamiento impagable, mal llamado crédito. La corrupción es un efecto, la causa de los problemas está en el enriquecimiento sin causa justa. El origen de los problemas de la humanidad se encuentra en el abuso de los derechos por parte de los especula-dores financieros, reconcentrados en el modelo acumulativo, sujeto a presiones violentas y permanente.

 

La reunión exagerada de riquezas ha distorsionado la relación entre producción, distribución y consumo, cohonestando el predominio del distribuidor hoy especulador financiero, sobre el consumidor y sobre el productor. Las últimas orientaciones del F.M.I.  para implementar las privatizaciones y despidos masivos tiene un rechazo mundial. Las definiciones de F.M.I., el BID y el Banco Mundial, están acomodadas e insensiblemente manipuladas, institucionalizando la devaluación, que esencialmente es la degradación y subestimación de la capacidad productiva, para engendrar dependencia e inestabilidad económica en Colombia, para aumentar la deuda externa, haciéndola impagable, ocasionando un faltante grave en contra de la urgente inversión  social.

 

Con el fin de crear dependencia tecnológica, económica y política, todas sus definiciones están fijadas para imponer la reducción del gasto público, el super Estado de las Multinacionales, impidiendo la inversión social, manteniendo la inflación, imponiendo la privatización de bienes de uso público y manteniendo la dependencia económica, manipula la devaluación que automática e infamemente nos impone dependencia económica, e interviene sin vergüenza en nuestros asuntos internos interviniendo la autodeterminación colombiana.

 

Insistimos en que la devaluación, es una figura económica asociada a la corrección monetaria, era definida por el emisor como: "la tasa que se utilizaba para actualizar el valor de la unidad de poder adquisitivo constante UPAC, hoy la U.V.R.. A esa tasa se redefine el valor de las deudas a los ahorros denominados en UPAC.

 

¿Por qué las Cooperativas Populares, no figuran en los planes del Superestado de las multinacionales? ¿Por qué no reciben la colaboración del Estado? Sencillamente, porque la colaboración genera abundancia, mientras que la competitividad es la violencia institucionalizada; engendra monopolios, imperios, discordia y reparte miseria. La Economía Solidaria o Compartida o Cooperativismo, fue infiltrada, en asocio del sector financiero, utilizando los mecanismos competitivos para contaminarla; y la Superintendencia bancaria y del Sector Solidario, "se hicieron lo locos" con el objeto de frenar el pujante sector cooperativo popular, para generar competitividad financiera, con el beneplácito e instigamiento de la banca mundial.

 

La lucha de AUPACMET, contra el anatocismo o cobro de intereses sobre intereses, ha permitido vincular a usuarios, a la construcción de comunidad por medio de la organización.

 

Por medio de la investigación socio-jurídica; una gran población sobre-explotada a través del crédito que era pasiva e indiferente ante la problemática social, se vincula radicalmente dispuesta a todo, dinamizando un proceso de reencuentro y comprensión de la realidad. La unidad de los usuarios logró mediante demandas, Sentencias de la Corte Constitucional C-383/99, C-700/99, que declaró inconstitucional el sistema de valor constante, objetivos, cuotas, certificaciones, depósitos, captaciones, cuentas, principios. Entonces la corrección monetaria quedó sin función al eliminarse el UPAC. La comunidad, logró también la Sentencia  C-747/99 contra la privatización de intereses.

 

Con la Ley marco de Vivienda, violando al Artículo 373 de la Constitución, principalmente ordena cupos de crédito, por medio de alivios o abonos y reencarna la UPAC en la U.V.R.

 

En el año 2000 se presentó la demanda inconstitucional de la U.V.R. porque ésta es indispensable para imponer la inflación; justifica la pérdida de poder de compra del peso en el mercado interno y va de la mano con la devaluación para implantar la pérdida de valor del peso en lo externo. La inflación y la devaluación, son índices macabros que institucionalizan y destruyen la capacidad adquisitiva de nuestro dinero.

 

Demandamos la ilegitimidad de la U.V.R porque es una moneda ilegal que reemplaza a la inexequible UPAC; la U.V.R es una unidad para revivir la nefasta corrección monetaria; es la fórmula para justificar matemáticamente la inconstitucional devaluación, que como su nombre lo indica es la institucionalización de la pérdida de poder de valor del peso colombiano, con relación a otras monedas, principalmente el dólar.

 

Una prospectiva colaborativa nace y se fundamenta sobre la coincidencia generalizada; un nuevo modelo hace que los problemas se resuelvan cortando esencial y radicalmente círculos viciosos de intermediarios innecesarios y especuladores de todo tipo, repotencializando el pensamiento, recuperando la energía, el espacio vital, distribuyendo abundancia y fundamentalmente motivando la imaginación.